Qué pereza, ¿Educación pública?… ¿Para qué?

Para muchos, cuando escuchan la palabra público les evoca un obeso congresista durmiendo sobre su mullida poltrona en medio de un soso debate parlamentario; o el funcionario que cierra su taquilla porque debe hacer su pausa activa, ante la fila de trescientas personas que ansiosas esperan desde la madrugada ser atendidas o, en el caso de educación pública, a un puñado de jóvenes encapuchados que se ponen cita en la calle 26 de Bogotá frente a la Universidad Nacional al mediodía como para un partido de fútbol con el ESMAD, los unos con piedras y papas bombas, los otros con lacrimógenos, chorros de agua y balas de goma (en el mejor de los casos) y que lo único que producen es aumentar el caos del tráfico en la Avenida El Dorado, que a propósito, ya es una mierda porque los recursos PÚBLICOS para su adecuación se los robaron los Nule con la complicidad de mi tocayo. Esa es otra bonita imagen de lo público para nosotros los Colombianos.

Qué difícil es asumir que “lo público” es lo de todos, ni tuyo ni mío ni de él, sino de nosotros. En un país que nos acostumbra cada día más a que el único chance de surgir es en una “libre competencia” donde vale dar codazos y hacer zancadilla, sólo para obtener mi propio beneficio, mi ganancia particular, cada día es más difícil pensar en lo público, en la ganancia, en el beneficio para todos.

Si asumimos la Universidad pública como una mera fábrica de profesionales, donde al ingresar se le está haciendo “un favor” (aunque nunca gratis) a un grupo privilegiado de jóvenes para que sean “alguien en la vida” o dicho de forma más elegante: “la posibilidad de que cada joven desarrolle su propio potencial y su creatividad” (ver la exposición de motivos del proyecto de Ley actual), lo cual no está mal pero no es suficiente, ¿dónde queda “lo público” de la Universidad? Eso sí, siempre y cuando entendamos por “público” aquello que genera una ganancia para todos y no sólo un beneficio particular.

¿Cuál debería ser entonces el rol de la universidad pública? No es sólo un asunto de formar profesionales de calidad, que ya es muy importante, debe ser el aparato crítico de la sociedad, el espejo donde podamos comprender lo que fuimos, lo que somos y debemos ser, donde se piense y se construya conocimiento para el beneficio de todos. Una Universidad pública debería ofrecer respuestas (así sean erróneas) a las múltiples preguntas que un país con urgencia de desarrollo se hace todos los días. Y esas respuestas se dan en la formación de talento humano, en la generación de conocimiento útil y pertinente y en fortalecer los vínculos con todos sectores de la sociedad para su desarrollo.

La universidad pública es de todos, no de los estudiantes, ni de los maestros, ni de sus empleados, es un bien PÚBLICO, que es necesario, que es urgente rescatar. Por eso es importante que como país (no una universidad, no cinco universidades, sino todos) que nos detengamos un momento, paremos (despacio que voy de afán) y revisemos la “oferta” que se hace en el proyecto de Ley que se radicó ayer en la tarde en el Congreso, examinemos con detenimiento si es adecuado y suficiente lo propuesto para que la Universidad Pública cumpla con la misión que debería exigirle la sociedad.

Bueno, también es posible que no le exijamos nada, que sea una universidad más, que le pidamos que se quede callada y encallada, que sólo produzca cada día más profesionales y ya (ya sé: ¡ampliemos coberturas!), que no piense, que no hable, que no proponga, que tan solo obedezca… al menos eso sería coherente con lo que los colombianos somos cada día más y lo que espera de nosotros el gobierno actual (legitimado por nosotros mismos en una elección democrática): unos dóciles borregos resignados a vivir la suerte que nos tocó y así todos podemos gritar al unísono: “¡Qué viva la Unidad Nacional”.

P.D. Los invitó a leer la entrada: “Educación pobre para un país pobre”, en el viejo Cuaderno de Samuel donde transcribo una intervención hecha por el Senador Jorge Enrique Robledo en junio del año pasado sobre la reforma a la educación superior en Colombia. Ojalá la puedan leer propone unos elementos de reflexión que bien vale la pena tener en cuenta para el debate.

Anuncios

Acerca de Samuel Andrés Arias

La ciencia me paga el sueldo y la literatura me da para vivir, aunque sólo he recibido unas cuantas monedas de la ingrata. El cine me desaburre de las traidoras que acabo de mentar. He publicado relatos, crónicas, reseñas y ensayos breves en revistas como El Malpensante, Etiqueta Negra, Odradek, Revista Universidad de Antioquia y en otros medios de Latinoamérica. Los invito a visitar los post anteriores al 21 de abril de 2011 en el viejo Cuaderno de Samuel en: http://elcuadernodesamuel.blogspot.com/
Esta entrada fue publicada en Educación, La vida de Samuel, Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Qué pereza, ¿Educación pública?… ¿Para qué?

  1. Samuel (profe), muchas gracias por su opinion, esta buenisimo el cuaderno (espero podere leer todas las entradas).
    Comparto con usted que la universidad publica no es solo de los es de los estudiantes, ni de los maestros, ni de sus empleados… Y ojalá los estudiantes tuviermosesto en cuenta a la hora de proponer las formas para debatir la politica publica ya que los paros y la asambleitis, considero yo, no son tan eficientes para estos asuntos, o por lo menos no en todos los casos…

    Me gusta

  2. Oscar Robledo Hoyos. dijo:

    ESTIMADO SAMUEL,

    MIRA CHICO, YA LA LA MINISTRA PRESENTA EL PROYECTO Y LA GENTE Y LOS JOVENES NO HAN DADO SU OPINION. ES UN PROYECTO DE ENTRADA, UNILATERAL. GRACIAS POR TUS OPORTUNAS INFORMACIONES. AL PROYECTO EDUCATIVO LE FALTA GENTE… MUCHO HEROE, MUCHO JEFE, MUCHO PROTAGONISMO DE LOS DE LA NOMINA Y POCO PUEBLO. COMO DIGO EN UNA COLUMNA DE MI AUTORIA “NO SALIMOS DE CARLYLE”.

    CORDIALMENTE,
    OSCAR ROBLEDO HOYOS.
    MANIZALES.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s